bono

Bono, de U2, ganó $1.400 millones por sus inversiones en Facebook

Estar entre los primeros inversores en una compañía emergente en Silicon Valley tiene grandes riesgos. Pero cuando se da en el clavo, el retorno es masivo. El cantante Bono vio el filón cuando Mark Zuckerberg empezaba a construir la mayor red social en Internet, Facebook. Esa apuesta le genera ahora al grupo de inversión del que forma parte el cantante el triple de dinero que lo que U2 ha obtenido en la última década.

Bono no actúa solo. El artista es la imagen del fondo Elevation Partners, que toma el nombre de uno de sus grandes éxitos y en él participan con otros seis socios. Juntos inyectaron 76 millones de euros cuando la puntocom se abrió al mundo en 2009. Durante los primeros cinco años de vida el portal era un universo confinado a estudiantes universitarios. A los pocos meses compraron otros 120 millones a un inversor privado.

La inyección inicial en Facebook se calcula que vale seis años después unos 1500 millones de dólares (1248 millones de euros). Es una cifra que ha vuelto a hacer circular titulares por la prensa británica de que Bono entra en el club de las grandes fortunas del planeta. Pero el cálculo de los retornos que le generó este juego con las acciones de la tecnológica es mucho más complejo. Además, el fondo de inversión dejó de ser activo hace tiempo.
McCartney, más rico

Los socios de Elevation Partners ya vendieron una parte del capital en su estreno bursátil hace tres años. Además de repartir beneficios entre los socios e inversores, el propio fondo se queda con un 20% para financiar otras inversiones. Bono se encargó de dejar claro cuando se produjo la oferta pública que era “un chiste” decir que era más rico que Paul McCartney y explicó que participa en esta estructura porque le interesa la tecnología.

Además, el grupo del cantante participa en Yelp, otra red que conecta a usuarios con los restaurantes y tiendas que tienen cerca. Y, mientras que los títulos de Facebook subieron un 14% en lo que va de año, los de Yelp perdieron la mitad de su valor. Tampoco le va bien su marca de ropa EDUN Apparel, que acumula pérdidas de 68 millones.

Bono, conocido por sus campañas con ONE a favor de los países del denominado Tercer Mundo, creó EDUN hace ya una década junto a su mujer Ali Hewson. El dinero que genera en ventas va para apoyar a comunidades locales y artistas. También destina parte de los ingresos de sus conciertos a causas como la lucha contra el Sida.

El fondo Elevation Partners también tiene inversiones en el grupo editor de la revista financiera Forbes, que publica anualmente la lista de grandes fortunas del mundo, y en la compañía de análisis económico Market Share. En el pasado participó en el capital del extinguido fabricante de dispositivos móviles Palm así como en Move, un portal sobre información inmobiliaria, y en BioWare Pandemic Studios, dos empresas dedicadas al desarrollo de vídeojuegos.

Forbes salió además al paso de las últimas publicaciones dejando claro que ningún músico o actor está en su exclusiva lista de grandes fortunas. “Aunque la red social ayudó a inversores como Sean Parker y Dustin Moskovitz a lograr ese status, Bono no está entre ellos” como tampoco Diddy, Dr. Dre, Madonna o Beyoncé. Los Beattles, como dice el propio Bono para responder a todos los rumores sobre su fortuna, son al fin de todo “intocables”.

 

Sobre admin

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*