canaimitas-presidente-hugo-chavez-software-libre

Canaima Educativo y la Venezuela potencia

El lema Venezuela Potencia, que constituyó por muchos años una misión incierta pero uno de los objetivos históricos del Gobierno bolivariano, se está hoy materializando con paulatinos pero firmes pasos que apuntan a la independencia económica.

Referencia de ello es la meta trazada por el Ejecutivo de elevar el potencial de ensamblaje de la industria venezolana y, como ejemplo específico, las más de un millón de computadoras portátiles Canaima que se fabricarán este año en el país con el aporte de China.

Las portátiles Canaima, llamadas así por su sistema de software libre creado en suelo venezolano, son equipos con componentes tecnológicos chinos orientados a fortalecer el sistema de enseñanza en Venezuela mediante la generación de nuevos contenidos educativos.

Hasta la fecha, más de 3 millones 800.000 “canaimitas” han sido entregadas a igual número de niños de 6 a 14 años, cursantes de las etapas de educación básica y media, según explicó a Xinhua el viceministro de Educación para la Infraestructura y Logística, Leonel Párica.

La iniciativa, explicó, se enmarca en la idea del fallecido presidente Hugo Chávez de considerar las tecnologías no como un lujo sino como una herramienta para el potencial desarrollo cognitivo y social de los pueblos.

“Es en el año 2009 cuando se firma el primer convenio directamente con la República de Portugal, esto fue un sueño del comandante Hugo Chávez, que cada niño venezolano tuviera su portátil para educarse”, afirmó Párica.

Venezuela dio origen al Proyecto Educativo Canaima, que contempla la entrega de estas computadoras a niños y jóvenes, a raíz de un viaje a China efectuado por Chávez tras concretar con Portugal una compra inicial de 1.000 computadoras.

Dos años después, la empresa Telecom Venezuela instala la primera línea de ensamblaje de portátiles que propició la creación de Industria Canaima, la cual sólo en el año 2011 logró la fabricación de más de 50.000 unidades. Durante 2015, se generaron 500.000 portátiles.

“Con el pasar de los años Venezuela fue entendiendo que las partes y piezas son construidas en China y, en el marco de la asociación integral que existe con este país, se decidió hacer la contratación directamente y esto ha traído buenos resultados”, detalló el viceministro.

Párica, quien también es presidente de la Fundación Bolivariana de Informática y Telemática (FUNDABIT) del Ministerio de Educación, indicó que desde la puesta en marcha de este proyecto se ha atendido al 50 por ciento del total de la población estudiantil.

En Venezuela, cerca de 7,5 millones de niños y jóvenes componen la matrícula estudiantil, por lo que la meta del Proyecto Educativo Canaima es duplicar la cifra de entrega de portátiles a este estratégico sector en los años venideros.

De las más de 3 millones de computadoras que hoy se encuentran en las manos de la población más joven del país, al menos unas 800.000 han sido ensambladas en esta nación suramericana, como una muestra de la transferencia tecnológica a nivel de conocimiento alcanzada con China.

El objetivo de Caracas es la fabricación futura de las partes y piezas que componen cada uno de estos equipos y, con ello, reducir las importaciones.

Canaima Educativo es un proyecto que ha constado de una inversión pública de más de 1.700 millones de dólares. La misión es ahora integrar a Industrias Canaima cuatro nuevas líneas de producción totalmente automatizadas, que permitan alcanzar la meta del millón de “canaimitas”.

También se contempla acelerar la fabricación de equipos como tabletas, que forman parte de esta cuantiosa inversión estatal, las cuales están siendo entregadas a estudiantes del ciclo diversificado (etapa superior del bachillerato), así como a jóvenes universitarios.

Párica detalló a Xinhua que, más allá de los beneficios sociales implícitos al equipo, se persigue la optimización del software Canaima y la visión de que los niños del país puedan iniciar, desde temprana edad, la creación de sus propios sistemas operativos.

Esto acompañado de otros proyectos alusivos a la robótica educativa y hardware libre, que constituye en la actualidad parte del lema de la Venezuela Potencia.

Agregó que si sólo el 1 por ciento de los más de 3 millones de niños atendidos con el Proyecto Canaima se dedicara al desarrollo de software y hardware libre “estaríamos hablando de una población de 30 mil personas que dentro de 5 a 10 años estarían desarrollando ciencia y tecnología en el país”.

Misma visión sostienen los miles de educadores estatales que participan actualmente en el diseño de 600 contenidos educativos en función de un nuevo currículo, destinado a insertar en los modelos de aprendizaje el aspecto científico que tribute al desarrollo de la nación latina.

“Los retos aún son múltiples”, sostiene Párica, quien también ratifica la aspiración del Gobierno venezolano de convertir al país en una potencia científica “pero la ciencia en función de la paz”.

Dentro de los enormes desafíos que surgen a la par de la consolidación de los proyectos tecnológicos en el país, se encuentra lograr que se repliquen en toda la región de América Latina y el Caribe.

Fuente China.org

Sobre LaRed

La Red ha ganado Premio Nacional de Periodismo Científico Eduardo Delpretti 2001-2002, Premio Municipal de Periodismo Científico Arístides Bastidas 2003 y 2008, Premio Municipal Fabricio Ojeda 2012.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*