ciuegos_111150-L0x0

Diseñan app para discapacitados visuales y lo hacen software libre

Como una alternativa tecnológica para identificar las letras del teclado y practicar dactilografía, Manuel Eduardo Cortez Vallejo desarrolló los software DANI Keyboard Tutor y TWBlue, los cuales permiten a las personas con discapacidad visual aprender a redactar.

Dactilografía Asistida Natural Intelectual (DANI) es un programa diseñado para usuarios con discapacidad visual y que desean entrenar en un teclado de computadora, ya que proporciona soporte a los lectores de pantalla con voz.

El método de aprendizaje para la agilidad en dactilografía es por medio de dictado de palabras a prueba de tiempo; sin embargo, se deben seguir las instrucciones de posicionamiento de los dedos en las teclas que se indican.

El desarrollador Cortez Vallejo aconseja que para un mejor aprendizaje, lo ideal es que el usuario combine las presentaciones de DANI con una supervisión para obtener mejores resultados.

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, Cortez Vallejo, estudiante de la carrera técnica en Desarrollo de Software en la Facultad de Ingeniería Mecánica de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), explica que con su app desea facilitar el uso de una computadora a todo tipo de usuarios.

“Mi app es diseñada para Windows con teclado y trata de agilizar el programa del teclado, tiene dos modos, pulsas una tecla y una voz te va indicando qué letra tocas. Por lo que a las personas que no vemos nos ayuda para aprender a escribir en un teclado, ya que también contiene pruebas de tiempo para dictado y por medio de sonidos avisa si vas bien o hay un error”, dijo.

Pensando en personas que no cuentan con experiencia en dactilografía y sobre todo en los ciegos, el regiomontano decidió desarrollar un software que logre integrarlos en la tecnología.

“Los ciegos, para escribir en el teclado, tenemos que contar las letras y es más lento aprender, por eso decidí trabajar sobre una herramienta que nos facilite el uso y así desempeñarnos mejor para sobresalir sin ayuda”, comentó.

Durante nueve meses, el estudiante trabajó en el desarrollo del software, además de continuar desempeñándose como docente en una escuela para discapacitados visuales y seguir sus estudios técnicos.

“Este desarrollo lo realizaba en mis tiempos libres, cuando salía del trabajo y de la facultad, por las noches y los fines de semana y lo comencé a promocionar de manera gratuita para los usuarios hace un año”, señaló.

Aunque Cortez Vallejo es completamente ciego, ha buscado siempre la manera y los medios para salir adelante y ser una persona autónoma.

“La gente piensa que porque no veo, no puedo hacer muchas cosas, pero no es así, yo perdí la vista por completo a los 14 años, se me dañó la retina y ya no volví a ver, pero trabajo dando clases de computación a ciegos, estudio y desarrollo programas constantemente”, dijo. Dispuesto a ayudar a través de sus programas, Cortez Vallejo buscará sobresalir y ser reconocido a nivel mundial por sus software. “Mi idea es sobresalir y no limitarme a pesar de mi discapacidad visual, porque cuando algo se me dificulta veo cómo hacerlo y mejorar siempre mis programas. Me gusta ayudar a otras personas discapacitadas a integrarse en la sociedad”, explicó. El emprendedor también desarrolló en el 2014 otro programa, al cual denominó TWBlue, para conectarse a Twitter. “Debido a que el sitio de Twitter se hace muy pesado para el lector de pantalla, decidí crear un programa alterno para conectarse y así desarrollé el TWBlue, este ayuda a agilizar la lectura de los tuits y permite escribir más palabras en un mensaje”, explicó. El software ofrece una opción ágil y cómoda a usuarios discapacitados y personas que desean conectarse más rápido desde su PC al Twitter. “Este programa brinda más comodidades porque es menos lenta la página, y tiene algunas cosas, como que se pueden enviar hasta 10 mil caracteres en un solo tuit y corrige la ortografía”, explicó. Para los usuarios que no pueden ver la pantalla, el programa se logra comunicar con el lector y les va leyendo los mensajes; además, cuenta con 16 idiomas. “Es un software libre y gratuito, yo lo desarrollé e hice la versión en español y los usuarios le han ido haciendo cambios e implementando más idiomas, ya es conocido y usado a nivel mundial”, dijo. El TWBlue ya ha alcanzado cerca de 10 mil usuarios, según comentó Cortez Vallejo, quien se siente orgulloso de este logro. “Creo que el éxito de este programa se basa en que a la comunidad le gusta tener un programador que los escucha y ayuda; además algo que me hace feliz es saber que es usado por ciegos y personas que no se pueden mover, de otras partes del mundo, que nunca se habían logrado unir a las redes sociales”, señaló. A base de donativos es como Cortez Vallejo sostiene sus proyectos y desarrollos de software. “El TWBlue se mantiene básicamente de donativos, porque a veces no tengo dinero para pagar el servidor y aviso a la comunidad que ya voy a cerrar la página y los usuarios en una hora me juntan un donativo. Me motiva mucho ver que están muy implicados en el proyecto y se sienten parte de él; cada tres semanas saco una nueva versión, el 31 de agosto es la fecha de lanzamiento de la versión 0.80”, explicó. Cortez Vallejo comentó que el programa funciona al ser detectado por el lector de pantalla, que se encarga de avisar los mensajes y palabras que el usuario va tocando con el cursor de la computadora, y así es como las va leyendo. “Es decir, si te pasas de límite de palabras, el lector lo detecta y una voz te avisará que superaste el límite; además es un diseño universal porque quiero que todas las personas, sin importar su discapacidad, logren integrarse en un entorno educativo, laboral y social”. Agregó que planea extender el uso a personas no solo con discapacidad visual, sino con deficiencia visual de diferentes grados, así como a personas con discapacidad auditiva y motriz. “Lo más importante para cualquier desarrollador es que los usuarios usen el programa”, concluyó. (Fuente: Gina Vega/Agencia Informativa Conacyt)

Sobre admin

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*