smallcell1

Small Cells: La transición de América Latina a la banda ancha

Por Elizabeth Bravo

Se encuentran en el interior de centros urbanos conectando a empleados de empresas, profesores universitarios y estudiantes, y consumidores, que hacen compras en centros comerciales. Se encuentran en la parte superior de los postes de alumbrado público, paradas de autobuses y mobiliario urbano. Conectan a comunidades remotas y rurales al mundo digital. Y entregan la emoción de eventos deportivos a los espectadores de todo el mundo.

Ellas son las Small Cells (small cells), y su despliegue está haciendo de CALA uno de los mercados de banda ancha móvil de más rápido crecimiento en el mundo, preparando el terreno para la introducción de servicios LTE. Durante los próximos cinco años, los analistas predicen que más de medio millón de Small Cells se desplegarán a lo largo de toda la región.

¿Por qué son las Small cells tan populares? Ocupan una espacio físico reducido, son de bajo costo y rápidas de implementar y se pueden colocar en casi cualquier lugar para extender el acceso de banda ancha móvil.

Eso es importante para los operadores de América Latina, que están tratando de seguir el ritmo de crecimiento de usuarios móviles y la demanda de datos.

Los dispositivos móviles constituyen el medio principal a través del cual América Latina accede a Internet. Es el mercado de teléfonos inteligentes con el crecimiento más rápido del mundo. GSMA estima que para el 2020, América Latina tendrá la segunda base más alta instalada de teléfonos inteligentes en el mundo, sólo por detrás de Asia Pacífico.

Toda esta actividad ejerce mucha demanda en las redes de operadores. A medida que el uso de datos móviles se intensifica, el agregar Small Cells se ha convertido en una solución frecuente. Ellas interactúan con la infraestructura de celdas macro existente y puesto que la solución de Alcatel-Lucent es independiente del proveedor, los operadores móviles pueden mezclar tecnologías y proveedores para satisfacer las demandas de cobertura y capacidad.

Brasil avanza en la implementación de small cells: Otros mercados móviles más grandes de América Latina le pisan los talones.

En el futuro, muchos creen que las redes inalámbricas de América Latina estarán en gran parte compuestas de Small Cells, con macro celdas llenando espacios sin cobertura entre celdas pequeñas en zonas de alta densidad. Hoy en día, sus cuatro mercados móviles más grandes – Brasil, México, Argentina y Colombia – están liderando actividades de despliegue de celdas pequeñas en la región.

Alcatel-Lucent está en el medio de esta actividad de Small Cellss. Se pronostica que el 87% de todas las conexiones de banda ancha en los mercados emergentes serán cursadas a través de tecnología inalámbrica para el año 2017, Alcatel-Lucent está desplegando ampliamente sus soluciones de backhaul IP y Small Cells con clientes en América Latina. En Mayo, Frost & Sullivan reconoció a Alcatel-Lucent por su liderazgo en celdas pequeñas en América Latina. Alcatel-Lucent cuenta con más de 50% de la cuota de mercado en América Latina, asegurando 18 contratos en 13 países desde 2013.

Alcatel-Lucent también anunció que ha unido fuerzas con JCDecaux, el anunciante en ambientes exteriores número uno en América Latina y el mundo, para acelerar el despliegue de small cells en mobiliario urbano.

Un socio pequeño pero económicamente poderoso.

La adopción en América Latina de dispositivos móviles avanzados está teniendo un impacto profundo en la manera de vivir. Los índices de penetración de Internet en América Latina han crecido rápidamente en los últimos años, proporcionando nuevas fuentes de información, interacción y acceso a una gama de nuevos servicios entregando beneficios económicos y sociales a las comunidades. La banda ancha móvil afecta la creación de empleos, la educación y el crecimiento del PIB per cápita, que a su vez estimula una mayor inversión. Los analistas prevén que la mayoría del crecimiento de los ingresos de América Latina en los próximos cinco años provendrá de servicios móviles, lo que equivale a alrededor de 140 mil millones de USD.

Cada país de América Latina entiende que la construcción de infraestructura de banda ancha es fundamental para su futuro. Ellos saben que las celdas pequeñas son la clave para llevar la banda ancha móvil a sus ciudadanos. Y a medida que los operadores se mueven de 3G a redes 4G/LTE, las small cells juegan un papel aún más importante en el suministro de mayor ancho de banda y la capacidad necesaria para soportar aplicaciones avanzadas de comunicaciones. Según el último informe de 4G Américas, la región de Latinoamérica agregó 17 millones de conexiones LTE en los últimos doce meses, resultando en una tasa de crecimiento de conexión 324% – la más alta en el mundo. Brasil, Colombia y México tienen la mayoría de las líneas de LTE de la región.

Gracias a las small cells, las redes móviles de América Latina están experimentando el cambio más grande y más rápido de su historia. Siendo la solución más conocida y frecuente para la expansión de la banda ancha móvil en la región, impactan a su vez su composición socioeconómica.

Sobre LaRed

La Red ha ganado Premio Nacional de Periodismo Científico Eduardo Delpretti 2001-2002, Premio Municipal de Periodismo Científico Arístides Bastidas 2003 y 2008, Premio Municipal Fabricio Ojeda 2012.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*