lunes, abril 22

8 excusas más utilizadas por los estafadores en apps de citas y redes sociales

Los engaños románticos son una constante tanto en las aplicaciones de citas como en las redes sociales.
En el día de San Valentín, ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, repasa los engaños
más reportados en las estafas románticas en apps de citas y redes sociales, según un informe de la
Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos.

Las excusas más utilizadas por los estafadores en apps de citas y redes sociales, son:

  1. Enfermedad, heridas y hasta la cárcel: Hay situaciones que suelen generar una empatía casi
    inmediata. Una enfermedad, una herida con tintes de emergencia, y hasta en algunos casos, el
    hecho de estar en la cárcel. Estas son de las principales excusas elegidas por los estafadores para
    llevar a cabo el 24% de sus engaños románticos. Lo cierto es que una vez que se generó el vínculo y
    la víctima cree que realmente se encuentra en una relación amorosa, el estafador comenzará a
    pedir dinero aduciendo tener algún inconveniente con sus cuentas bancarias, algún tipo de
    impuesto o gasto vinculado al ámbito carcelario.
  2. Una inversión lucrativa: El armado de un perfil falso en redes sociales que denote un nivel
    económico y social alto es el primer paso de los estafadores para llevar a cabo otro de sus engaños
    preferidos. Se trata de conseguir víctimas mediante una supuesta relación amorosa, que después
    vira en un consejo infalible de inversión de dinero o en criptomoneda. Si logra que la víctima realice
    la inversión, podría dirigirla a falsos sitios web que parecerían indicar que su decisión de invertir fue
    más que acertada. Y a partir de ello, buscar que la persona engañada siga poniendo en juego
    cantidades cada vez más importante de dinero. La ganancia, en este caso, estará asegurada, pero
    para el estafador.
  3. El militar en un país lejano: Aprovechándose del nombre real de un soldado y quizás sumando su
    parecido físico, el estafador se hace pasar por un militar que está prestando servicio en un país de
    Medio Oriente, con una historia trágica, y cuyo servicio en las Fuerzas está por concluir. Tras crear
    un sólido vínculo sentimental con la víctima, una de las excusas que utiliza para obtener dinero es
    que lo necesita para acceder a una conexión a Internet buena confiable, para adquirir boletos de
    avión de regreso, o bien para la cobertura médica.
  4. Envío de regalos costosos: Otra de las grandes mentiras que utilizan los estafadores es la que
    involucra un supuesto paquete con regalos costosísimos para la víctima. Luego de consolidar la
    relación a distancia, y de prometer un encuentro en persona, el estafador asegura haber enviado un
    regalo vía mensajería. Lo cierto es que el envío nunca llega y es por una supuesta multa de la aduana
    que lo está reteniendo. El estafador pide, entonces, a la víctima que le facilite parte o todo el dinero
    del impuesto (una suma que suele ser bastante excesiva) y claro, al acceder, la crédula víctima no
    solo que se queda sin el prometido (pero falso) regalo sino también sin su dinero.
  5. Propuesta un tanto apresurada de casamiento: Otra de las excusas predilectas por los estafadores
    es hacer sentir a la víctima que hay una conexión extraordinaria y especial entre ellos y que la
    relación debe avanzar al siguiente nivel, es decir, el casamiento. Para ello, el estafador pedirá
    dinero, por ejemplo, para su boleto de avión o bien para los detalles organizativos de la supuesta
    boda. El dinero viajará sin escalas a la cuenta del delincuente y cuando la víctima aterrice a la
    realidad, verá que todo se trató de un fraude.
  6. Abundancia de oro y dinero: La recompensa parece ser excesivamente tentadora: una herencia que
    rebalsa en oro o dinero. Lo cierto es que el estafador, una vez que entabla confianza con su víctima,
    le confirma que para obtener la supuesta herencia de un familiar, debe casarse, y es ahí donde los
    inconvenientes empiezan a surgir: por un lado, la existencia de unos impuestos de aduana que por
    cuestiones administrativas debe pagar la víctima, y luego el pedido del pago del boleto de avión
    para que el “pretendiente” finalmente conozca a la ilusionada novia en persona. Lo único que verá
    la víctima es cómo se vacía su cuenta bancaria y que todo en realidad era una mentira.
  7. Naufragio petrolero: Otra de las historias que los estafadores suelen aprovechar para obtener un
    rédito económico a costa de la ilusión amorosa generada en sus víctimas es la que lo ubica como un
    ingeniero en una plataforma petrolera en Dubai o algún otro sitio muy vinculado a esta industria,
    como el Golfo de México, Australia o Noruega. Su origen, por ejemplo, puede ser irlandés, inglés,
    canadiense o estadounidense, es viudo o se encuentra divorciado y tiene a su cuidado un hijo muy
    enfermo o que vive en un internado.
    Una vez ganada la confianza de la víctima, comienza la estafa: por el supuesto bloqueo de su tarjeta
    de crédito, pide a su desprevenida enamorada que le envíe dinero de manera urgente o bien
    tarjetas de regalo de Amazon. Así, los pedidos de dinero se sucederán una y otra vez, hasta que la
    víctima se da cuenta de que nada es real, y que su dinero (así como su amado ingeniero) nunca
    volverá.
  8. Fotos íntimas: Tras un largo trabajo de generar un vínculo y crear la confianza suficiente, el
    estafador pide a la víctima que le envíe fotos íntimas para ir un paso más allá en su relación a
    distancia. Lo cierto es que luego que la inocente víctima le comparte sus fotos al estafador, este revela sus verdaderas intenciones, la extorsiona con hacerlas públicas en caso de que no le envíe el dinero exigido. Este ciclo una vez que comienza no para, ya que el estafador aumentará las cantidades solicitadas, hasta que la víctima se niegue a seguir pagando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *